Lu… la más bella historia de amor, que tuve y tendré.

Esa frase corresponde a una canción de Serrat, haciendo alusión a un amor desenfrenado del cual no se puede escapar, y pese a que se puede interpretar de una forma muy romántica, yo apenas supe de que venía en camino mi hija, se la canté siempre, hasta ahora.

Ayer Lu cumplió 6 añitos desde que llegó a compartir con nosotros, pese a que yo ya la conocía porque sentía sus constantes movimientos en mi interior, de hecho fue el embarazo más complejo de los tres que he tenido… lo fue tanto en el sentido médico como emocional.

IMG_20150820_210817

En la noche, la cumpleañera decidió ayudarme a colorear 😀

Yo tenía muchos planes para ese año que ella llegó, era mi último año universitario, debía hacer la práctica final además de comenzar con el proceso de tesis. También era comenzar una vida nueva junto a Claudio, irme de la casa de mis papás y empezar a “jugar a ser adulta”, y es que siento que pese a que siempre fui muy responsable, nunca dimensioné el cambio absoluto que implicaba casarse. Por lo mismo, los hijos no estaban en los planes directos, más aún si yo no sentía ese instinto maternal… me daban pavor las guaguas, no sabía tomarlas y menos mudarlas, aparte siempre sentí que no tenía empatía con ellos, y por lo mismo, no estaba previsto en un futuro inmediato, PERO yo puedo dar fe de que siempre hay excepciones, pese a de tomar todas las medidas posibles (ok, no todas, pero sí la pastilla)… tuve un retraso, esto a unas tres semanas de casarnos, le comenté a mi novio (en ese entonces), que se mostró efusivamente feliz y partió a comprar un test de embarazo…

Era la madrugada del 24 de diciembre de 2008 y marcó positivo. Salí enmudecida del baño y sólo atiné a mostrarle el test, él reaccionó muy feliz, diciendo que era el mejor regalo de navidad, en tanto yo no sabía cómo reaccionar, estuve muy extraña JUSTO en una festividad en que todos esperan que se tenga la cara llena de risa, pasó la navidad y días antes de año nuevo, salimos como tantas veces pero realmente no disfruté de esa salida noctura, me molestaba el humo, la gente y las nauseas… decidimos irnos. Al día siguiente, desperté temprano pero todo me daba vueltas, mis papás me llamaron a almorzar y apenas pude saborear esa cazuela de gallina que tanto me gusta, porque terminé vomitando en el patio… Mi papá me miraba con cara de duda si era caña o embarazo jajaja, a fin de cuentas, les conté esa misma tarde, para ellos era algo que siempre esperaron, porque pensaban que me casaba por embarazada y es algo que aún me duele un poquito, pero ya se los perdoné.

Es así como decidimos verificar el embarazo con prueba de sangre… eran 4 semanas de vida , así que pasamos a hablar con mi ginecólogo para agendar una visita, así fue como me hice la primera ecografía, sólo vi manchas… quería sentir un mayor apego por esta personita que venía en camino, pero no me nacía, temí que no lo pudiese querer y así ser mala mamá, en esos días me pasé mil rollos sobre lo que implicaba tener un hijo.

La noche del 11 de agosto de 2009, me sentía pésimo así que fui al baño… lo que vi, me espantó… sentí que Dios me estaba castigando por no querer desde un comienzo a ese bebé imprevisto y no quería perderlo, ese pedacito de vida ya era mío, no podía dejarme así… llegamos a urgencias, en el trayecto vi a mi ginecólogo, me acerqué y mi mamá le dijo que yo era su paciente, que venía con síntomas de perdida y él, recuerdo que me miro con esa cara de “pobrecita” y dijo: “Hagan el pago en pensionado, que son unos 200 mil pesos y le hago el raspado hoy mismo”. Ahí no aguanté las lágrimas ¿es qué acaso mi guagua ya estaba perdida?… si el ni siquiera me había examinado.

Fue un dolor tan amargo, me examinaron dos médicos y ambos afirmaron que había perdido el bebé, pero dado que los pabellones estaban reservados para el Dakar que por primer año pasaba por Copiapó, debía esperar un día más… así pase el martes más horrible de mi vida, en la misma semana que me casaba…

Me hicieron muchos exámenes, hasta que amaneció ese miércoles que me llevarían a pabellón, dado la insistencia de otro médico (que es mi actual ginécologo) me hicieron una ecografía, fue así como me trasladaron en silla de ruedas hasta una sala minúscula, el médico era bastante agradable pero yo no tenía ni ganas de sonreír, estaba tan absorta en mi tristeza que no reaccioné cuando sentí un bombeo especial… recuerdo que era muy nítido el sonido, y el doctor me tomo el brazo y me dice “ahí está tu guagua, se está aferrando a la vida”. Y la vida cobró sentido de nuevo .

Ese mismo doctor, me explicó que si llegaba a perder al bebé era porque el mismo cuerpo lo rechazaba, que no se podía hacer nada más que esperar y estar en reposo absoluto. Fue así como me casé, bailé sólo el vals para despertar al lunes siguiente nuevamente con hemorragia.

Esta vez, me atendió mi ginecólogo actual, quien me dijo que estuviese tranquila, que dentro de todo en las primeras semanas siempre hay riesgo y bueno… me revisó, y ahí estaba haciéndose notar, según las mismas palabras del doc. Me citó para unas dos semanas más y debía llevarle una ecografía nueva, fue así como nos enteramos que tenía un hematoma interno que ocupaba casi el 80% de mi utero… nuevamente me dio pánico, pero el médico me dijo que con el reposo y siguiendo las indicaciones, se iba a ir desprendiendo solo para así darle espacio al bebé.

Dado lo riesgoso del embarazo, decidí sólo tomar una asignatura que era informática y la práctica de mención que sería después de que naciera el bebé… por lo mismo, pasaba el mayor tiempo de mis días, acostada en compañía de los libros de la tesis, ya que me correspondió hacer el marco téorico del mismo.

Así pasaron los meses y nos enteramos que sería una niña, para sorpresa de todos quienes creían que era un niño, en especial mi suegra que debió cambiar toda la ropita celeste que había comprado 😛 … Claudio no estaba muy convencido, pero la segunda ecografía lo confirmó… así empezamos a ver los nombres. Descartamos de inmediato los de nuestros papás, abuelos… y yo recordé a esa pequeña Lucy de Crónicas de Narnia, me gustaba su curiosidad y sinceridad ante todo, es así como pensé en Lucía… siendo inevitable no recordar esa canción de Serrat, de la que escribí en este post.

Ambos estabamos impacientes con su llegada, así que cuando el médico me dijo que debía viajar a un congreso al sur, me dio pánico… es que él sabía todo nuestro historial y yo no estaba dispuesta a que otro médico me atendiera en el parto, por suerte la bebé decidió nacer antes y llegó un jueves 20 de agosto a las 00:07 a.m.

Fue un parto agradable, tenía contracciones dolorosas, sin embargo, cada una de esas estocadas (por así decirlo) me acercaban más a conocer a mi niña querida, que nos había hecho pasar tantos sustos, a la que no esperaba tener tan luego pero que decidió nacer 😀 y luego de tres pujones, salió… de inmediato me la colocaron en el pecho y ver sus ojitos es algo que jamás olvidaré… incluso el médico le cortó un mechoncito de pelo dado lo pelucona que venía jajaja, eso lo tengo guardado como un pequeño tesoro ♡. Después de eso, estuvimos un rato separadas y ahí el papá no se despego de ella, estaba acompañada de los abuelos, abuelas y tíos (es que mi suegra como trabaja ahí, camuflo a todos jajaja) y yo en otra sala, sentía que todo había sido un sueño… estaba tan cansada que apenas empecé a dormitar, sentí la tibieza de su cuerpecito, ya podíamos estar juntas.

Lo mejor fue que al nacer de noche, las visitas se fueron y logramos dormir ambas… al principio no sabía darle pecho, ni menos mudarla, me apabullaba su cuerpo tan pequeñito y poder hacer algo mal, pero ahí fue de ayuda su papá, que me dijo que era lo suficientemente valiente y buena mamá por el sólo hecho de traer a su hija al mundo.

Así partió nuestra aventura, han sido años especiales y mágicos… fueron 3 añitos de exclusividad única, en la que todo estaba a su plena disposición, fue así como siempre ha tenido cariños por montones, es algo que le agradezco a la vida, que siempre ha sido querida, y pese a que en un comienzo, pensé que no podría quererla como merece, ahora siento que no tiene medida lo que siento por ella ni por sus hermanos… es un amor desmedido, irrefutable, visceral y sobretodo, único.

De eso me di cuenta al tener más hijos, no porque sea mamá, los quiero… sino porque son tan auténticos, preciados y me hacen el honor de ser parte de mi vida, son quienes me suben el ánimo con esos “te quiedo mami”, “tu eres la más linda” o el simplemente “quiero a la mamá” cuando necesitan algo…

Por eso le debe mucho a Lu, ella me hizo darme cuenta que soy capaz de todo.

Últimamente, nuestra relación es de un vaivén… ella está en una etapa de indolencia en la que contesta absolutamente todo, además de cuestionar lo que se le dice, por lo mismo yo soy “la bruja, la pesada”, sin embargo, apenas le pasa algo me busca a mí… además tenemos un carácter similar y ya me imagino, la adolescencia uff…

No sé si alguien leerá esto, ya que acabo de ver y llevo más de 1.600 palabras, en fin… sólo espero que este sitio aún esté online cuando Lu lo pueda leer y así dimensione lo mucho que significa para mí… así que me remito a escribirte explícitamente a ti :“Eres una luchadora desde siempre, tienes la capacidad de ir por tus sueños, cuentas con una familia que resguarda por ti, siempre serás un orgullo para mí, y te amo por el simple hecho de que gracias a ti, soy una mejor mujer. Te amo”.

Y mañana se viene el bailongo, pero como ella mismo me dijo “no quiero nada de cachureos ni de la bomba chita, así que ahora estoy descargando parte de su playlist de la fiesta de 6 al estilo de Peppa Pig :P.

Anuncios

57 Respuestas a “Lu… la más bella historia de amor, que tuve y tendré.

  1. Oh, leí todo y tu historia es emocionante. No sabía que había síntomas de pérdida que en realidad no son pérdida, en mi ignorancia todo siempre terminaba mal. Qué bueno que tu caso no fue así!
    Por supuesto que tu niña es especial, después de todo lo que han pasado no podría ser menos.
    Y su etapa contestadora pasará, es cosa de tiempo!

    Me gusta

  2. Que linda historia Paola, tuviste que crecer y tener responsabilidades de muy pequeña- Pucha me pasa lo mismo que tu no siento que la maternidad sea para mi, y mi mamá me repite y me repite que ya va llegar mi momento.
    Que lo pase muy bien Lu, disfrute sus 6 añitos junto a pepa pig.
    cariños 😀

    Me gusta

  3. Hermosa tu historia y la historia de Lu, pasaron por mucho antes de conocerse, que bueno que encontraron a un buen médico que las ayudo con eso.
    Maravillosas las palabras que le dedicaste, sin duda alguna ella ya las siente, con el tiempo serán grandes amigas.
    Cariños y feliz cumpelaños a Lu

    Me gusta

  4. Qué maravillosa historia Paola, realmente me conmoviste. Me gusta tu sinceridad, la forma en que comentas tus temores y la evolución de tus sentimientos.
    Espero que cuando tu hijita vea este blog, también lea los comentarios, que sepa que mucha gente le deseaba bien en la distancia y que mucha gente sabe del gran amor de familia que ella provocaba.
    Saludos para ti.
    ;>

    Me gusta

  5. AAwwww… me leí cada palabra que escribiste… que historia tan bella, llena de amor y emoción. Yo en parte me siento como tú pero estoy en una etapa de mi vida que sí quiero tener un bebe, pero me muero de miedo, no sé tomar a las guaguas me da terror hacerles daño o que se me caigan, pero me encantan!!! y siento que llegó mi momento, que nerviooosss!!!
    Que valiente fuiste porque que te digan que perdiste tu guagüita y que ese idiota te diga lo del raspado así como un mero trámite (que imbecil, menos mal que lo cambiaste), es super fuerte!!!
    Me queda un duda… los síntomas de pérdida los tuviste casi al final del embarazo??? es que las fechas no me calzan jejejeje
    Linda historia, gracias por compartir querida tocayaaaa

    Me gusta

    • Bien tardía mi respuesta y seguro la leeras de vuelta de las soñadas vacaciones, pero los síntomas de perdida los tuve a las 12 semanas… y fueron días horribles, estuve con reposo los primeros meses del tipo absoluto y al final del embarazo ya estaba mejor pero igual con miedo, creo que eso no se pasa nunca.

      Me gusta

  6. Hay como que me entró una basurita en el ojo jajaja
    Es que te entiendo mucho y me siento súper identificada contigo porque me pasa lo mismo, siento que no tengo feeling con ellos y no se si seré buena madre o no… me da terror que eso pasé. De hecho obvio que no está en mis planes ni ahora.. ninunca! jaja
    Pero tu historia es hermosa, todo lo que te pasó era para que te dieras cuenta de que la amabas cada vez más y que era un ángelito para ti y tu para ella!
    Hermosa historia de LU! ❤

    Me gusta

  7. leí la parte solo para Lu y lloré un poquito. Porque entiendo tanto tu amor

    lamento tanto que pasaras un embarazo con sustos, pero quizas de esa forma, con ese primer susto te diste cuenta que amabas a ese bebe aunque lo tuyo no fueran las guaguas,..

    Me gusta

  8. Que linda tu historia con Lu ❤ me emociono saber como se aferro a la vida porque me identifique un poco (nací de 8 meses y todos pensaban que moriría :/)
    Que lindo también eso de dedicarle unas palabras para que las lea cuando sea mas grande ❤ ahhhh que lindo todo!
    Felicidades a ella por su cumple y que la pase regio estupendo sin cachureos xD

    Me gusta

  9. Ahhh lloré en las palabras que le dedicaste al final. Cómo me haces llorar acá en la oficina oye, jajaja.
    Linda Lu, que tenga un muy muy feliz cumpleaños!!
    Hermosa historia, de dulce y agraz.
    Abrazoss

    Me gusta

  10. Me emocinó mucho tu historia, es hermosa, hasta se me cayeron lágrimas, espero que Lu lo pase súper bien en su cumple, y es una niña muy pero muy valiente.
    Cariños a las dos, a ti por tu fuerza y amor y a ella por lo luchadora.
    Que tengan un lindo día.

    Me gusta

  11. Me emociono todo, hasta las lagrimas y entendi tan bien ese sentimiento que tenias al comienzo, yo tambien lo tenia, sin duda son nuestros hijos los que nos enseñan a ser mamá. Feliz cumple a Lu!! un abrazo inmenso para las dos y que sea un día llenito de felicidad y cositas ricas =)

    Me gusta

    • es bueno darse cuenta que no es una sola la que siente esos miedos, a fin de cuentas la maternidad tiene mucho de tabú, te venden el cuento que es algo perfecto pero en realidad es perfectamente imperfecto, de dulce y agraz como dijo la Calicó 😀

      Me gusta

  12. Que linda la historia, más allá de las dificultades, se nota que sos una mujer fuerte y decidida.
    El discurso médico de vez en cuando se torna insensible: me gustó como tocaste este tema. Que bueno que finalmente conseguiste un profesional que supo orientarte.
    Espero que la pequeña tenga un hermoso festejo 🙂 Besos y buen finde!

    Me gusta

  13. Qué lindas palabras para tu hija y que fuerte lo que tuviste que pasar, pero a veces los grandes amores son difíciles y hay que luchar por ellos ❤
    Muchas felicidades a Lu por su cumpleaños y a ti por cumplir seis años de mamá (aunque se es mamá desde que sabemos que vienen en camino)

    Me gusta

  14. Que linda historia Pao ❤ y lo mejor de todo es el final, porque a pesar de que pasaron por malos momentos lo importante es que linda de Lu nacio y ahora esta con ustedes, espero que la pasen muy bien en la celebración de su cumpleaños y estoy segura de que cuando lea esto cuando grande estará muy orgullosa de su querida madre, un abrazo para las dos 🙂

    Me gusta

  15. Que bonita historia Pao, Lu debe ser la más afortunada por nacer con tanto amor, espera y sacrificio 🙂 Ambas son unas fuertonas luchadoras, felicidades por los 6 añitos de Lu y que lo pasé chancho (literalmente) jajaj cariños! 😀

    Me gusta

  16. Ay Pao me emocionó un montón la historia de Lu ❤ Siento que me da un poco de esperanza porque también siento eso que te pasaba de tener miedo a las guaguas y que al final se pone distinto con tus propios hijos 🙂

    Feliz cumpleaños a las dos 🙂 por es una celebración mamá e hija!
    Un abrazo grandote!!

    Me gusta

  17. Es un post precioso. Me empecè a comer las uñas en la parte cuando fuiste al baño. Me parece horrible que un doctor hable de raspado y de muerte del bebè sin estar seguro. Me imagino la felicidad cuando te enteraste que no.

    Felicidades a tu bebita. Yo tambièn espero que mi blog siga abierto cuando mi Denzel estè màs grande para que lea las cosas que pensaba, las cosas en las que creìa y lo mucho que me enorgullecìa hablar de èl.

    A mì me da un poco de temor mi segundo embarazo porque no sè si llegue a querer a otro bebè tanto como a Denzel, pero siempre me dicen las mamàs de màs de un hijo, que el corazòn de una madre no tiene fondo ni lìmites. Que no voy a poder decir a quièn quiero jajajajaja

    Me gusta

    • Estoy segura Are que cuando llegue ese otro bebé, te darás cuenta que tu corazón no tendrá límites y aparte recibirás ese amor multiplicado por mil, ya que dos pequeños sentiran que eres lo mejor de lo mejor ❤

      Me gusta

  18. Me emocionaste el corazón demasiado. No sé si es porque de cierto modo compartimos esta experiencia tan devastadoramente hermosa, de ser madres, pero en tus palabras siento tanto de mi historia. A mí un Gine sin tacto me dijo que mi huevito estaba vacío, pero un par de días mas tarde, y con el ánimo de dos familias, pude ver que mi niñita estaba bien y latiendo con ganas.
    Cuesta cuando no te sientes capaz, de sobrellevar, de cuidar, de mantener esa vida. O ser capaz de amar. Y la vida se encarga de darnos con todo porque amamos el doble, con más ganas y fuerza.

    Estas niñitas crecen tan rápido, se convierten en mujeres frente a nuestros ojos y llegan esos momentos en que las miramos y pensamos “pensar que la tuve dentro” “pensar que en un brazo me cabía” xD
    Que tenga un feliz cumpleaños! sin duda alguna, lleno de amor ♥

    Saludos Paola!

    Me gusta

    • Hola Eve, fue un día realmente genial ❤ y claro el sólo hecho de sentir a ese ser especial dentro, te cambia de perspectiva todo… y pasa tan rápido el tiempo, es decir sólo basta mirarlos para darte cuenta los cambios que van teniendo día a día… y como de a poquito son más independientes y no necesitan tanto de uno.

      Me gusta

  19. Ow :3 qué bonita historia. Muchas felicidades para Lu, gracias a Instagram ya tienen rostro esos niños que son los personajes principales de estas entradas tan tiernas. Espero que nunca se te ocurra borrar tu blog porque sería muy lindo que tus hijos leyeran todas las anécdotas que nos compartes.
    Eres una mujer muy afortunada, Paola. Y confío que la llegada de la adolescencia no logrará separarlas jaja ❤
    Saludos
    Por cierto, tienes un premio en mi blog 😀

    Me gusta

  20. Awww lo leí todo linda! me emocioné demasiado ❤ es un sueño para mi ser mamá y leer tu historia fue super lindo 🙂 eres una gran mami Pao y una gran persona y créeme que tus niños estarán igual siempre agradecidos por que les tocaste tu justamente como mami ❤ Cariños!

    Me gusta

  21. Que bellas palabras yo amo a mi hija mas que todo en el mundo ella es la luz y el motor de mi vida, y es cierto que cuando tienen 5 años empiezan con su seudo independencia y nos cuestionan todo, pasamo a ser los seres malvado que no las dejan ser, y son diminutas no quiero ni pensar com sera cuando cumpla 13 jajaja.
    Saludos 🙂

    Me gusta

¿Comentamos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s