Un dúo de cómplices.

Cuando era pequeña siempre disfruté de la compañía de mis abuelitas ❤

A mi abuelita paterna que se llamaba María, la recuerdo por su cabello larguísimo (le llegaba más abajo de la cintura) que se lo peinaba enrollándolo varias veces hasta hacer un tomate, se veía tal cual como esos moños que estuvieron tan de moda el año pasado (mi abuelita era una visionaria).

Recuerdo que se enfermó y mis papás arreglaron la pieza del fondo (que era la más grande de la casa) para que ella se fuese a vivir con nosotros, ¡me encantó esa idea! … lo genial era que si no me gustaba el almuerzo de mi mamá (sí, me ponía pesadita a veces) me iba a almorzar con mi abuelita, la que en un dos por tres me tenía un rico bistec con papas fritas :D. Pero con el paso del tiempo, se empezó a apagar esa luz tan linda que tenía en la mirada… ya no se levantaba, sólo se mantenía acostada y con esfuerzos de mamá lograba ir al baño, aunque siempre-siempre se hizo ese tomate apretado, ahora que lo pienso debe haber sido para mantener algo de autonomía y femineidad pese a que el cáncer se la estaba llevando.

Mi hermano chico se enojaba con ella porque no podía jugar, incluso le cambiaba el azúcar por sal, en forma de protesta y obviamente le llegó su llamado de atención, pero a los 3 años él no entendía mucho y yo a los 7 menos… así fue como empezamos a salir a pasear con mis tíos y primas, llegábamos en la noche a la casa y me quedaba tranquila al asomarme por la puerta para ver que mi abuelita seguía ahí, pero un día fue diferente.

Nos fueron a buscar temprano mis tíos y fuimos a recorrer el desierto en el auto. Recuerdo que me mareaban con tantos gritos de mis primas, además el Vicen se ponía más odioso porque siempre fue regalón de mi tío (que hasta ese momento no tenía un varón como descendencia) y yo sólo quería llegar pronto a casa, porque ya había comenzado la escuela y quería dejar mi estuche ordenado… Así anduvimos recorriendo hasta la noche, como siempre apenas llegaba a casa, me asomé a la puerta de la pieza, pero mi abuelita no estaba.

Le pregunté a mi mamá y fue horrible… mientras yo paseaba con mis tíos, ellos la estaban enterrando :(. Sentí tanta rabia y enojo, sólo atiné a llorar… mi mamá me dijo que estaban mis abuelitos (maternos) en la casa de la esquina. Apenas abrí la puerta, mi abuelita Regina me abrazó, trató de consolarme con frases como “ella estaba sufriendo mucho”, “es mejor que te quedes con la imagen que tenías de tu abuelita sana” y cosas así… yo por primera vez, sentí que la vida me había quitado a alguien.

Después de ese tiempo, soñé más de una vez con ella, con su cabello suelto y tan cano… me gustaba porque era igual de liso que el mío, además compartimos un secreto. Ella me contó algo tan personal que seguramente hizo que su sello principal fuese su cabello, juré nunca decirlo y así se mantendrá.

Ese detalle nunca se me olvidará, que hayamos sido cómplices por ese momento…

Extraño esa complicidad que es tan distinta a la que tenemos con las mamás, por eso entiendo que Lu disfruté tanto con sus abuelitas… con ambas se relaciona en forma distinta pero tienen como base ese amor que debe ser tan desmedido que como el de una mamá, ya que esa personita es parte de tu hijo, a quien amas sin condiciones. Es puro amor del bueno <3.

IMG-20150910-WA0000

Este post nació de ver a mi Lu con mi mamá tocando piano, por un momento ellas pasaron a ser las protagonistas de un recinto lleno de gente.
Anuncios

46 Respuestas a “Un dúo de cómplices.

  1. Linda historia me emocione mucho =). Concuerdo contigo en que nuestros padres e hijos tienen una conexión especial, así como nosotras la tuvimos con nuestros abuelos. Linda tambien tu foto se traspasa la complicidad, estan rico ser una simple espectadora de todo ese amor que se tienen, a mi me pasa con mi mama y mi hijo, soy feliz mirándolos =)
    (mencion aparte para ese piano, el gatito me encanto)
    Saludos

    Me gusta

    • Como dices ser espectadora de esas situaciones es algo tan bonito ❤ y esa foto es una de las tantas que les saqué mientras tocaba el piano en pleno mall.

      Antes ese piano era celeste y tenía diseños minimalistas a los costados, me gusta mucho más ahora con esos dibujos, en especial el gatito ❤ (también es protagonista de la foto).

      Le gusta a 1 persona

  2. Que linda y emocionante tu historia. Porque incluso las que tuvimos abuelitas de las que no éramos las regalonas (mi mamá era el diablo para mi abuela paterna y yo soy un calco de ella, o sea una mini diabla, jajaja), sabemos que tenían siempre una palabra o un gesto de cariño. Y ahora veo esa relación entre mi hijo y mi mamá que lo cuida a veces y él no quiere que se vaya y se queda llorando 😦
    Lo bueno es que puedes atesorar haber tenido a tu abuelita y guardar algo de ella que nadie más lo sabe.

    Me gusta

    • Entiendo que también pasa que por haber esos malentendidos, no se disfruta a concho de una relación bonita. Pero lo bueno es que ahora lo vives con tu hijo que disfruta de tu mami ❤ eso es tan bonito!!

      Sí, ese secreto es algo que atesoro ❤

      Me gusta

  3. Que linda es tu historia :3, lo del secreto, y la asociación hasta hoy. Los símbolos que uno crea.

    Yo no tuve esa cercanía con mis abuelitas, y muchas veces hasta quise una hermana para tener una cómplice. Pero el tiempo, me hizo ver que tengo a la mejor: Mi mamá 😛 y mi Nena sigue sus pasos.

    Me gusta

  4. que linda historia, iba a pasar rapido pero vi el titulo de tu post y tuve que leer.
    que emocionante es el amor por las abuelas, que tesoro mas lindo mujer… adoro que tuvieras ese amor asi de presente.

    Yo no le hable a mi papá por harto tiempo pero cuando supe de mi embarazo agache el moño y volví, no por mi, sino porque mi hija merece conocer ese amor de abuelo, mi papá es un excelente y regaloneador abuelo, no viviria tranquila de haberle prohibido a ella disfrutarlo, por cosas mias…

    un abrazo apretado linda, gracias por conservar el secreto con tu abuela =)

    Me gusta

    • es que con esos amores yo creo que uno debe hacer a un lado los atados de uno con los viejos… a mi esposo le pasa algo similar, pero aún así, mi suegro no atina y mis peques lo ven la nada misma, por suerte ellos tienen a mi papá y al abuelito del Claudio, pero igual debería estar ese vínculo… aparte que son iguales a él (porque son iguales al papá, daah).

      ese secreto es de las poquitas cosas que me quedan de ella ❤

      Me gusta

    • ahaha te había escrito un testamento y se borró… en fin, lo que debe prevalecer siempre es ese amor que es tan lindo… los míos lo tienen pero les falta el de mi suegro 😦 y es que es pese a que mi marido pone de su parte, él no atina mucho a acercarse… lo que me da lata porque igual se pierden ese vínculo que es tan bacán.

      Me gusta

  5. Qué preciosa historia Paola, me emocioné un tantito. No sé qué decir, debe ser porque no he tenido una relación muy afectuosa con mis abuelitas, me ha llegado este relato… No sé, quedé confusa. Disculpa lo breve del comentario, me he quedado sin palabras…
    Cariños.

    Me gusta

  6. Ohh Pao 😦 me dio demasiada penita tu historia, yo me crié con abuelos porque mi mama era solita (mi papa falleció) y vivimos todos juntos muchos años, mi abuela fue la que me crío y gracias a Dios aun la tengo ahi en el sur super bien y empeñosa (ya va por los 80!) que terrible igual que no te hayan dicho, a veces los papas tratan de hacer lo mejor para uno pero a veces no es lo mejor de lo mejor 🙂 que rico que tus hijitos disfruten con su abuelitas 🙂 son lo mejor! Cariños linda!

    Me gusta

  7. Que hermoso, yo nunca tuve una abuela así. A una no la conocí y la otra, mejor no hablar, pero si entiendo lo que es que la vida te quite a alguien. Pero aun así, es maravilloso que se den esas hermosas relaciones, aunque la vida nos las quiten, vale la pena el solo tenerlas.
    cariños

    Me gusta

  8. Que penita. Es una lástima que muchos tengamos que pasar por la experiencia de perder a nuestras abuelitas/os. Son demasiado especiales y cuando uno recién está empezando a vivir, ellos ya están terminando. Aprovecha mucho los momentos como el de la foto 😀

    Me gusta

  9. Mi abuelita todavía me pasa un billetito pa callao como si fuera contrabando jajajjaja, eso que tendo 32 años ❤
    Homenaje a los abuelitos, como ya se sacaron la responsabilidad de encima entregan puro amor y menos culpa y prejuicios.
    Hermosa imagen la de Lu con tu mamá!! me emocioné

    Me gusta

    • Ay qué linda tu abuelita ❤ y bacán que aún la tengas contigo, yo ya no tengo ninguno así que me conformó con los abuelitos del Claudio que a todo esto tienen como la edad de mi papá… y también le queda otra abuelita que está llegando a los 82, ella me inquieta porque está tan viejita… pero no quiero irse a vivir con nadie, es tan independiente dentro de sus limitaciones.

      Me gusta

  10. Que bella historia tocaya… te pasaste, me encantó. Por un lado bueno que tengas ese recuerdo de tu abuelita sana y ese detalle de su cabello, de lo contrario te aseguro que tendrías el recuerdo de ella sufriendo y no sería tan lindo recordarla así 😦
    Lamentablemente no tengo recuerdos así de mis abuelas. Por parte de mamá murió cuando mi mami era una niña y por parte de papá aún está viva pero nunca tuvimos una relación tan cercana, además que hay varias cosas de ellas que me molestar… en fin. Espero que con mis hijos no sea así y voy a tratar de que quieran a sus abu tanto como yo quiero a mis papis y suegris
    Linda la fotin de tu nena con su abu, compartiendo un bello momento juntas

    Me gusta

  11. Qué bonitas palabras ❤ yo nunca tuve esa oportunidad de compartir con mis abuelitas, pero por lo que puedo observar en el resto de las personas, se nota que es un lazo afectivo muy importante que hay que aprovechar. Que bueno que tus hijos igual puedan disfrutar de sus abuelitas 🙂

    Me gusta

  12. Hola, juro que mis ojitos se pusieron llorosos, me hubiese gustado tanto haber tenido abuela o algo parecido, pero desde que tengo uso de razon solo han existido en mi vida, mis padres y mis hermanos y no nos llevamos muy bien uwu ❤
    pero tu historia fue hermosa! :c llos abuelos siempre se vuelven entre mucho lo mas importante en nuestra infancia ❤
    ahora debe estar cuidándote desde el cielo ❤ Besitooos!

    Me gusta

  13. Que linda historia Pao!. Y que suerte que tuviste de vivir cosas lindas con tu abuelita, todos tuvimos esa posibilidad así que siéntete muy afortunada por ello. Quizás es mejor que te hayas quedado con ese recuerdo, por que yo cometí el error de hacer lo contrario y esa imagen jamás se irá de mi mente!
    Lindo duo de tu hija con su abuelita, ojalá esa relación se mantenga y se fortalezca mucho!

    Me gusta

    • Me pasó que con mi abuelito como ya estaba más grande lo acompañe en el velorio y me dio tanta penita ver su carita hinchada y con esas burbujitas en la boca… me decían mis tias que es la forma que el cuerpo va reaccionando después de morir y claro, te trauma un poco.

      Yo creo que mis peques tendrán un vinculo especial con sus tatas sobretodo las abuelitas es que son regalones!! ❤

      Me gusta

  14. Qué cosa más linda. La foto, la historia, el post completo. Me acuerdo de mi Chichita hermosa y aaay, no debo llorar, pero pucha que la extraño, conversar con ella por teléfono, que hable tonteras porque pucha que me hacía reír. Mi abuelita Telia también es chistosa cuando quiere pero cuando no, es cosa seria. Debería ir a verla.

    Me gusta

¿Comentamos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s